by comasy comasy

El llamado “Viaducto de la Paz” fue inaugurado el pasado mes de julio y hace parte del proyecto de Cuarta Generación (4G) Cartagena-Barranquilla y Circunvalar de la Prosperidad; este es considerado el tercero de mayor longitud de América Latina.

Con la construcción de este puente de 4,7 kilómetros, se buscó mejorar la movilidad de la salida de Cartagena hacia Barranquilla, disminuyendo los tiempos de desplazamiento en al menos 10 minutos. Tiene una altura de seis metros sobre el nivel del agua y cuenta con dos carriles de movilización en el sentido Cartagena-Barranquilla. En el otro sentido, Barranquilla-Cartagena, se habilitó la vía actual de dos carriles que bordea la Ciénaga. Además, se desarrollaron obras de rehabilitación, construcción de calzada de servicio y ciclorruta.

A la inauguración asistieron, el entonces Presidente de la República Juan Manuel Santos, el Ministro de Transporte Germán Cardona y Dimitri Zaninovich, Presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

“Este es un hito para la ingeniería colombiana”, mencionó orgulloso el entonces Presidente Juan Manuel Santos, al hacer entrega de esta megaestructura que, fue construida bajo un sistema llamado Top Down, que utiliza partes prefabricadas de concreto, y es además amigable con el medio ambiente; los materiales son almacenados en los sitios adecuados, lejos de la Ciénaga, y se retiran a medida que avanza la obra.

Foto de: Viaducto sobre la Ciénaga de la Virgen (Bolívar). Cortesía – ANI

“Estamos en Cartagena entregándole hoy al país una de las obras más emblemáticas que deja el Gobierno Santos; Colombia es hoy ejemplo para América Latina en materia de infraestructura”, expresó el Ministro Cardona en su discurso.

Esta construcción que cruza el manglar de la Ciénaga Virgen, Bolívar, contó con una inversión de 650.000 millones de pesos y se presume que impulsará el desarrollo de municipios aledaños, mejorará la conectividad y competitividad de la región, además de generar más empleos e impulsar el turismo.

Adicionalmente, el presidente de la ANI ratificó que esta es una obra de la más alta calidad y que permitirá mejorar la movilidad y bienestar de todos los usuarios. También, Zaninovich recalcó que el viaducto se entregó antes de lo establecido, para él, esto es una muestra de que los contratos de Cuarta Generación se ejecutan bien y a tiempo.

Durante los últimos ocho años, en nuestro país se han construido alrededor de 1.400 kilómetros de dobles calzadas. Se sabe que existen 900 km faltantes, mismas que ya están contratadas.

Fuente: EL ESPECTADOR